Spanish English
Lunes, 23 Octubre 2017

Lepra


Es una enfermedad infecto-contagiosa producida por un microbio llamado “Bacilo de Hansen”. Anteriormente era catalogada como una enfermedad incurable y misteriosa, pero en la actualidad la ciencia cuenta con los medicamentos efectivos que la curan. 
Se transmite por contagio de una persona enferma que no ha recibido tratamiento a una persona sana.
Los microbios que producen la enfermedad tienen forma de diminutos bastoncitos que se colorean de rojo para observarlos al microscopio.

Cuando se inicia la enfermedad hay pocos microbios, pero si la persona no consulta y se diagnostica a tiempo, como tampoco recibe el tratamiento indicado, los microbios se multiplican e invaden todo el organismo. 
 
  • Cómo se Transmite la Lepra
Cuando una persona enferma sin tratamiento, tose o estornuda sin cubrirse la nariz y la boca, los microbios quedan en el ambiente y pueden ser inhalados por una persona sana.
Los microbios que producen la enfermedad pueden ser inhalados por muchas personas, pero solo unas pocas van a desarrollar la lepra. Si el organismo del nuevo infectado mantiene buenas defensas no padecerá la enfermedad.
 
Cómo se Diagnostica
Áreas Afectadas

 

Tratamiento de la Enfermedad

Tratamiento de la lepra

La Lepra es curable en cualquier momento, pero es mejor recibir el tratamiento en las etapas iníciales de la enfermedad ya que se evita la aparición de las discapacidades.  La duración del tratamiento depende del avance de la enfermedad, variando entre seis meses y dos años de acuerdo con la cantidad de microbios que el paciente tenga en su organismo.

El paciente

Los medicamentos con los que se cuenta actualmente son de comprobada eficacia para curar la enfermedad en este lapso, siempre y cuando el paciente cumpla los controles programados de manera regular y tome diariamente los medicamentos formulados.

Recomendaciones Respecto al Tratamiento

No es necesario aislar al paciente de su familia ni separar sus utensilios. En las primeras semanas de tratamiento la única recomendación es que el paciente cubra su nariz y boca al momento de estornudar o toser.
El paciente debe procurar alimentarse bien, no ingerir licor y mantener su casa limpia y bien ventilada.
Si los medicamentos causan algunas molestias como rasquiña o picazón el paciente debe consultar de inmediato al médico tratante. 

Controles al Paciente y sus Convivientes

El paciente debe ser examinado mensualmente por los profesionales de salud para observar su mejoría.
Así mismo todas las personas que conviven con el paciente deben ser examinados periódicamente para descartar que tengan la enfermedad. A estas personas se les debe aplicar la vacuna BCG si no la tienen.
Es muy importante realizar charlas al paciente y su grupo familiar sobre la enfermedad y las discapacidades que pueden presentarse, si el paciente no se cuida o no completa todo su esquema de tratamiento. 

Áreas afectadas por la lepra

Las partes más afectadas cuando se padece la enfermedad de lepra son los ojos, las manos y los pies, estan afectan de la siguiente manera:

Ojos

El paciente puede presentar disminución o pérdida de la sensibilidad (sentir) en los ojos, por ello es necesario un examen médico frecuente para detectar alteraciones.
Se puede presentar enrojecimientos de los ojos, irritación ardor o resequedad y en estados avanzados caída de las cejas y pestañas, atrofias musculares de los párpados que impedirán cerrar los ojos normalmente e incluso sangrados internos que pueden conducir a la ceguera. 

Manos

Cuando hay pérdida de sensibilidad en las manos se pueden presentar heridas y quemaduras, que como no duelen son descuidadas por el paciente y se convierten en la puerta de entrada de otras infecciones que causan complicaciones adicionales y son el comienzo de la mayoría de discapacidades y deformidades. 

Pies

Un paciente con pies anestésicos (dormidos) debe utilizar un calzado que la proteja pues puede ocasionarse ampollas o úlceras que luego se infectan y si no se atienden a tiempo llegan a ocasionar complicaciones de los huesos, discapacidades y deformidades.

 

Cuando ya el paciente presenta algunos problemas, para mayor protección de los ojos, manos y pies son aconsejables las siguientes medidas:

OJOS

  • Uso de gafas, cachuchas y vísceras para protección solar.
  • Uso de gotas oftalmológicas para lubricar las corneas.
  • Ejercicios para fortalecer los párpados.
  • Hábito del parpadeo voluntario. 

MANOS

  • Uso de guantes de tela, cauchos o cuero, agarra ollas o cualquier implemento que proteja del calor y el fuego.
  • Adaptación de herramientas para evitar que ocasionen traumas al trabajar.
  • Hidratar y lubricar diariamente la piel
  • Masajes y ejercicios. 

PIES

  • Uso de calzado suave, sin costuras ni clavos.
  • Uso de plantillas protectoras 
  • Evitar caminatas largas y permanecer largo tiempo de pie
  • Hidratar y lubricar diariamente la piel
  • Masajes y ejercicios 

  • Diagnostico

Existen tres formas para descubrir la enfermedad:

  1. Mediante un Examen Físico Completo de la Persona: Toda persona que tenga manchas y adormecimiento en la piel debe ser examinada por un médico o un funcionario del equipo de salud del centro u hospital al cual la persona este afiliada.

    En el examen físico se debe explorar la sensibilidad al frio, calor, dolor y tacto las cuales se van disminuyendo y perdiendo en ese orden.

  2. Mediante un Examen de Laboratorio llamado BACILOSCOPIA:  Este examen consiste en encontrar los microbios causantes de la enfermedad por medio del microscopio.

  3. Mediante el Estudio de una Muestra de Piel o Nervio Afectado: Si la persona continua con signos y síntomas de la enfermedad y no es posible encontrar los microbios en la baciloscopia, el médico puede ordenar la toma de una muestra de la piel o nervios de la zona afectada.

  • Signos y Síntomas

 

Los Siguientes son los signos y síntomas de la lepra

  1. El inicio de la enfermedad no es muy aparente, la primera manifestación es una pequeña mancha un poco más clara o más rojiza que el resto de la piel normal.
  2. Las manchas aparecen preferiblemente en las zonas más frías del cuerpo como cara, espalda glúteos.
  3. Las lesiones de la lepra se caracterizan por que no pican, no rascan, no duelen y la persona va perdiendo gradualmente la sensibilidad en el área afectada.
  4. Si la persona no es diagnosticada para iniciar un tratamiento, las manchas van aumentando en número y tamaño convirtiéndose en placas.
  5. En la superficie de las placas la persona no puede diferencias entre lo frio y lo caliente, no siente dolor cuando la puyan, desaparecen los vellos y no se presenta sudor.
  6. Otros síntomas asociados a la lepra son: Sensación de hormigueo en la cara, obstrucción nasal, pérdida de la fuerza en párpados, brazos, manos, piernas y pies.
  7. En formas avanzadas de la enfermedad hay engrosamiento de la piel, hay caída de las cejas, pestañas, aumento del tamaño de las orejas.
  8. Si la persona no recibe tratamiento, los microbios pueden invadir todo el organismo respetando únicamente el cerebro y los pulmones.
  9. Dependiendo de la cantidad de microbios o bacilos que tenga la persona la enfermedad se clasifica en: Paucibacilar en la que hay pocos bacilos y Multibacilar en la que hay muchos Bacilos.
  10. La lepra puede empezar también sin manchas en la piel. La persona puede presentar trastornos de la sensibilidad o anestesia en cualquier parte del cuerpo.
  11. Los sitios más afectados por la anestesia son: antebrazos, manos, rodillas, piernas y plantas de los pies.
  12. La lepra afecta los nervios periféricos, que son las fibras nerviosas que éstan en toda la piel y que son como “cables telefónicos” que llevan los mensajes sensitivos al cerebro.
  13. Por ejemplo, si una persona acerca su mano a una plancha caliente, los nervios sensitivos reciben la señal y la transmiten al cerebro; inmediatamente éste envía la respuesta de retirarla, pero si los nervios están afectados el cerebro no recibe el estímulo y la persona continua quemándose. 

 

  • Tratamiento de la Enfermedad

La Lepra es curable en cualquier momento, pero es mejor recibir el tratamiento en las etapas iníciales de la enfermedad ya que se evita la aparición de las discapacidades.  La duración del tratamiento depende del avance de la enfermedad, variando entre seis meses y dos años de acuerdo con la cantidad de microbios que el paciente tenga en su organismo.

Los medicamentos con los que se cuenta actualmente son de comprobada eficacia para curar la enfermedad en este lapso, siempre y cuando el paciente cumpla los controles programados de manera regular y tome diariamente los medicamentos formulados.

  • Recomendaciones Respecto al Tratamiento

No es necesario aislar al paciente de su familia ni separar sus utensilios. En las primeras semanas de tratamiento la única recomendación es que el paciente cubra su nariz y boca al momento de estornudar o toser.
El paciente debe procurar alimentarse bien, no ingerir licor y mantener su casa limpia y bien ventilada. Si los medicamentos causan algunas molestias como rasquiña o picazón el paciente debe consultar de inmediato al médico tratante. 

  • Controles al Paciente y sus Convivientes

El paciente debe ser examinado mensualmente por los profesionales de salud para observar su mejoría. Así mismo todas las personas que conviven con el paciente deben ser examinados periódicamente para descartar que tengan la enfermedad. A estas personas se les debe aplicar la vacuna BCG si no la tienen. Es muy importante realizar charlas al paciente y su grupo familiar sobre la enfermedad y las discapacidades que pueden presentarse, si el paciente no se cuida o no completa todo su esquema de tratamiento. 

 

Red Vitec HuilaColcienciasColombia CompraContraloríaGobierno en LíneaPresidencia de la RepúblicaUrna de CristalAguas del HuilaCorposanpedroTurismo ResponsableLotería del HuilaInstituto de Tránsito y Transporte